martes, 27 de septiembre de 2011

Una boda a la hora del Té en el Almacén

Hola!!!

Hoy martes os voy a enseñar una boda que me ha encantado. Es muy original y divertida.

Una boda en la que los novios no son los convencionales, son perfectamente imperfectos y no se esconden.

Esta boda me ha gustado por su originalidad, por sus toques de color tanto en los zapatos de la Novia como en los decorados de las mesas hechos a mano.

Es una boda muy romántica y familiar, en ella prima la fantasía y se consigue con esos detalles realizados por la novia a mano con fieltros y botones, y por los colores púrpuras, azules, dorados... Todo eso ayuda a recrear la fantasía de La Fiesta del Té de 1930.

Los novios e invitados eligieron sus atuendos en relación a los maravillosos años 30, al igual que el decorado y el lugar de la celebración, para así recrear esa mágica época con la que los novios habían soñado para hacer su gran Obra de Amor. Su Boda.

















¿Qué os ha parecido? ¿Os atreveríais a celebrar vuestra boda de esta forma?

Besos y hasta mañana!!!

3 comentarios:

  1. Me ha encantado!! y la novia tiene un estilazo genial!!
    Besos y te sigo desde ya!

    ResponderEliminar
  2. quiero tipspara una boda asi!!!... muy linda! =)

    ResponderEliminar